Almohada de Lactancia

Utilizar una almohada de lactancia durante los primeros meses de vida del menor. Cuando el bebé llega a casa debemos de darle todo lo necesario para su crecimiento, además de todo lo que necesite para su cuidado.
En almohada-cervical te ayudamos a elegir la almohada que necesites y mejor se adapte a tus necesidades. Este tipo de almohada se podrán usar durante mucho tiempo si se les da un uso adecuado. Es ideal apara las madres primerizas, que podrán usar la almohada para dormir, amamantar y aprender con el bebé.

¿Cómo usar una almohada de lactancia?

Para usar esta almohada de manera que pueda dormir en ella el bebé, hay que posicionarla en forma de U. De esta forma, su cuerpo está cubierto y totalmente seguro. si queremos poner esta almohada en su cuna, es aconsejable ponerla en los bordes de ésta.

Recomendaciones de uso de la almohada de lactancia

  • Limpieza semanal. Si usamos frecuentemente la almohada, es recomendable lavarla una vez a la semana.
  • Cambiar de posición al utilizarla. Si a esta almohada le vamos a dar un uso diario, es recomendable dormir en diferentes posturas. Así nos aseguramos de que tenga una vida útil más larga.
  • Asegurar el confort del bebé. Si optamos por usarla para nuestro bebé, debemos asegurarnos completamente de que se adapta a sus necesidades.

¿Cómo lavar la almohada?

Se puede lavar tanto en lavadora como a mano, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante. Las más fáciles de lavar son las de relleno sintético, haciendo posible que se laven a mano o a máquina.

Ventajas de usar una almohada de lactancia

  • Facilita la digestión del pequeño.
  • Nos aporta la comodidad necesaria para amamantar a nuestro bebé.
  • Da seguridad al bebé.
  • El pequeño a sentarse con esta almohada.
  • Se lava y seca fácilmente.
  • No tendrá regurgitación.
  • Ayuda a obtener una posición correcta durante el periodo de lactancia.

Posturas recomendadas para dormir durante el embarazo

Lo más recomendado es dormir de lado, ya que durante el embarazo no es aconsejable dormir boca abajo. Hay estudios en los que los responsables de la salud recomiendan dormir hacia el lado izquierdo, para impedir que el útero se apoye sobre el hígado. Aún así, la mejor opción es ir al ginecólogo.

Almohadas de lactancia más vendidas